Aldea Tecno Enero 20 2013

La politica 2.0, convenciendo al “ciudadano digital”.

Las personas siempre se han encontrado en las plazas, en los lugares donde confluye la información y por ende llegan todas las demás actividades sociales humanas.
Desde hace un tiempo las personas tienen una nueva dimensión donde se encuentran y comparten, donde se articulan y construyen la dimension digital.

Hemos sido testigos de varios fenómenos políticos en el mundo, donde esta dimensión adquirio relevancia y generó un nuevo modelo para hacer la política.

No es de extrañar que esto ocurriese pues la interacción de nuestros seres digitales a cambiado muchas cosas, desde la forma como consumimos contenidos hasta las preferencias a la hora de escoger un banco.

En el caso particular de la política quienes aspiran a un cargo no deben “autoengañarse”, sacar una cuenta o varias en las redes sociales no son una garantía de triunfo, si la campaña no tiene una estrategia que incluya a la gente, los “injertos” de “redes sociales” no van a lograr el “milagro”.

La base de los esfuerzos serios en este campo se basan en un concepto conocido como “Open Government” o “Gobierno Abierto” y se basa en tres principios fundamentales a saber:
participación,
colaboración
transparencia

La idea es simple, si la gente participa en la generación de las políticas y colabora en la aplicación de las mismas, de forma que todo el proceso sea transparente, se generara un nuevo “caudal político” basado en la confianza ciudadana. Esta confianza crea una “red” sobre la cual descansará la legitimidad de los gobernantes.
Si esto se logra, la gente se sentirá efectivamente “representada” permitiendo a los gobernantes avanzar a una construcción colectiva, se creará un colectivo que generará conocimiento y comenzará a avanzar en conjunto.

Una cosa es la idea y otra la implementación, pues la idea detrás de estos procesos no es que terminen en las elecciones, se busca que sigan de forma permanente y así lograr que el ciudadano y el gobierno sean un verdadero equipo.

¿Como se hace?, pues como todas los conceptos simples y poderosos, no existe un solo camino para llegar, se debe escuchar mucho y probar ideas aunque parezcan “locas”, solo así se puede ir construyendo el camino para cada sociedad, pues contra lo que dicen muchos “gurus”, no se puede usar una sola solución como si fuese “receta mágica”, cada sociedad debe caminar al encuentro de la suya, es esto precisamente lo que hace interesante la aparición de estos procesos, son únicos y bellos como una orquídea.
El “e-Government” o la herramienta detras del “Open Government”.

Es común confundir “el fin” con el “el medio”, mucha gente cree que un “sistema” es un “software” y por eso muchas organizaciones fallan a la hora de tratar de solucionar sus problemas, comprando algo pero sin cambiar nada.

Cuando los gobiernos desean generar transparencia en sus procesos, participación en la construcción de políticas y colaboración a la hora de implementarlas ( gobierno abierto), se plantean dos necesidades.

La primera es cómo traducir esos principios a la filosofía de ese gobierno, pues si es verdad que se desea ser transparente por ejemplo, deben crearse procesos que así lo permitan.

La segunda en la implementación de estos procesos, es aquí donde se necesitan herramientas para hacerlo.

El “e-government” o “gobierno electrónico” no es más que el conjunto de herramientas tecnológicas que se necesitan para implementar todos los procesos que se diseñaron basados en la filosofía del “open government” o “ gobierno abierto”.

Cuando se comienza con la “herramienta” sin un cambio fundamental de los procesos, las cosas casi siempre fallan.

Para muestra un botón, “open data” hace parte de la filosofía del “open government” y se basa en el hecho que la información que todos le damos a los gobiernos es nuestra y se capta pagada con nuestro dinero, lo lógico sería pensar que si la necesitamos la podemos usar. Ya hay muchos gobiernos que tienen sistemas con esa información, pero a la hora de solicitarla el asunto no funciona. Se tiene la herramienta pero no se han creado los procesos que permitan la transparencia.

Es importante tener claro que las herramientas no son un “fin”, son el “medio” por el cual se construyen las cosas.

El “e-government” debe implementarse luego que haya hecho una “revisión fundamental” de los procesos gubernamentales, usando como tamiz los tres principios del “gobierno abierto”, no hacerlo así nos puede dejar con una costosa caja de herramientas que no sirven para la tarea.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s