Aldea Tecno Diciembre 09 2012

Vendiendo “bits and bytes”

Una de las promesas más sonadas de la era “internet” , era la del “comercio electrónico”.Casi desde el mismo nacimiento de las redes de datos, una de sus aplicaciones más obvias fue el de “transacciones electrónicas”.

Las bolsas de valores y los mercados de todo tipo, vieron y aplicaron rápidamente la ventaja de poder transar sus bienes por un medio rápido y seguro.

Lo que nosotros como público en general llamamos “comercio electrónico”, es a la posibilidad de comprar bienes y servicios en portales de comercios que pueden o no existir físicamente.
Existen tres barreras principales para que el comercio electrónico se profundice en sociedades como la nuestra.
La primera son los medios de pago, no todos nuestros ciudadanos tienen medios electrónicos de consumo, tales como tarjetas de crédito o similares, que les permitan pagar por esas vías.
La falta de oferta local es la segunda, los proveedores locales no ven aún un volumen de público suficiente para hacer las inversiones que se necesitan para crear un buen canal.
El tercero es de plataformas, tanto las TIC ( tecnologías de la información y la comunicación) como la logística de envíos, deben ser muy fáciles de acceder a los empresarios y emprendedores que deseen embarcarse en la aventura de abrir un canal de este tipo.
¿Y como romper con esos tres puntos?, creo que el problema no se ha atacado en su raíz…debemos trabajar en la generación de confianza en el esquema digital.
En el primer punto, la gente le teme a los medios de pago electrónicos pues ha tenido alguna mala experiencia o a escuchado de ella, cosas como cuentas inexactas, falta de claridad en los extractos y cargos inexplicables, hacen que muchas personas desistan de entrar a estos medios. Tengo el caso de un amigo que cortó su contrato post-pago de celular y ahora usa prepago, me dice que es mejor así pues siempre tuvo dudas de los cargos que le hacía su operador.
En el segundo punto, los comerciantes locales sienten muy lejano ese mundo digital…escuchan noticias de las ventas del “cyber monday” pero les parece que a ese lugar no se puede acceder. Para que el ecosistema funcione, ellos deben tener confianza en su personal TIC o en las empresas que les proveen las soluciones, ademas de confianza en que ellos van a poder gestionar la plataforma y que también hacen parte de ese mundo.
En el caso de la tercera, el trabajo ha de ser de los proveedores de plataformas y servicios. Son ellos quienes están llamados a hacer la primera red de confianza, deben ser capaces de entregar ese valor a los comerciantes que con cierto temor, se atreven a dar el primer paso hacia la creación de su canal.
Si la confianza comienza a fluir en estas tres esferas, los usuarios finales podrán sentirla el momento de tomar una decisión de compra.
Por último, un consejo que doy siempre que me pregunta alguien en alguna de mis conferencias sobre este tipo de temas, comercio electrónico no es una pagina web con fotitos de productos, es una estrategia de canal completa, así que hay que trabajarla tal cual como si se abriese una sucursal nueva.

App-Mania…¿de donde salio?

Hace poco instale en mi televisor una aplicación ( un App como se conoce en el sector) que me permite ver los resúmenes de noticias que la BBC libera cada hora, mientras se terminaba de instalar pensaba en lo rápido que este concepto ha calado en nuestro ecosistema digital.
Las Apps como concepto no son tan nuevas, parten de la base de crear una plataforma de software que tenga todas “las conexiones” listas, de forma que si uno escribe un pequeño programa para hacer algo, no tenga que diseñar todo desde el principio.
Lo que realmente cambió las cosas, fue la creación de “tiendas abiertas” donde cualquiera que sepa hacerlo, puede crear su propia aplicación y cualquiera que tenga un dispositivo que pueda acceder a la tienda puede consumirlas.
Cada dispositivo que esté conectado a una red, es susceptible de ser parte de un “ecosistema de Apps”. Imagine por un momento que usando la red eléctrica como conexión, uno pudiese comprarle Apps a los electrodomésticos, instalar en la plancha de la casa algún programa que me oriente en la mejor forma de tratar mis camisas de lino por ejemplo, ¿le parece extremo? pues sepa que hace rato en varios países, existen proveedores de internet que usan el acceso eléctrico para vender conectividad domiciliaria.
Lo que en el fondo subyace, fue el entendimiento que se tuvo en algún punto, de la necesidad de abrir las plataformas para que los usuarios y los creadores se uniesen. Es verdad que la plataforma cobra su parte, pero el hecho de permitir que ambos se unan bien lo vale.
Las plazas públicas son tan antiguas como la humanidad, allí donde hubo un asentamiento humano, existió una plaza donde la gente se encuentra para hablar e intercambiar productos y contactos, los nuevos mercados de Apps siguen la tradición de permitir a las personas el libre intercambio y la conexión.
Todos nos beneficiamos de esta “plaza”, en mi dia a dia uso varias de estas aplicaciones para mi trabajo, unas las he pagado con dinero y las otras las pago al ver la publicidad que incluyen, pero estoy seguro que si yo hubiese tenido que programarlas…¡no las estaría usando!.
El principal atractivo de esta “plaza” es su globalidad, en ella nos reunimos a intercambiar personas de todo el mundo, así que creo que va llegando el momento de dejar de ser meros consumidores, seguro tenemos ideas que el mundo necesita.
Latinoamérica del río bravo a patagonia, tiene muchas personas con necesidades parecidas, ¿quien mejor que nosostros para crear el App que las va a solucionar?.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s